lunes, 1 de junio de 2015

Cómo conservar la lechuga fresca y crujiente


Cuando nos vamos a comer una ensalada, en ocasiones, abrimos la nevera y nos encontramos con una lechuga blanda y algo pocha, para conservar la lechuga fresca y crujiente, lo mejor es mantenerla en el lugar más fresco de la nevera (entre 3ºC y 4ºC). 

Cuando la vas a servir en tu ensalada, métela previamente en un bol con agua y hielo, de esta manera recuperará la hidratación que necesita y el hielo hará que quede nuevamente crujiente.

Cómo conservar la lechuga

Ya sabes, desde hoy, ya no tendrás problemas para presentar una ensalada con una lechuga bien fresca y tiesa.

¡Feliz día!
http://lascosasdelorenaymas.blogspot.com.es/
https://lascosasdelorenaymas.blogspot.com.es/
No te pierdas nada siguiéndome en Facebook https://www.facebook.com/lascosasdelorenaymas