miércoles, 11 de febrero de 2015

Galletas de mantequilla

Siguiendo con la idea de hacer recetas fáciles con las que poder sorprender, esta Navidad me aventuré a hacer unas galletitas de mantequilla.

He de confesar que no me salieron a la primera, esta vez fue al segundo intento, las primeras me salieron... para romper muelas :S

Resultado de mi primer intento:

Como véis, están bastante tostadas y... estaban muy buenas, pero no eran aconsejables si queremos conservar los dientes.

Sin embargo, la segunda vez que lo intenté... salieron bastante esponjosas a la par que crujientes. Fueron todo un éxito.


Esta receta la saqué de varios sitios, pero sin duda, la que más me inspiró fue la del blog Tomillo, Laurel y otras cosas de comer. Yo no las decoré, pero ahí podréis ver cómo hacer la Glasa Real y el paso a paso para decorarlas, pueden quedar preciosas.

Vamos a empezar con los ingredientes. Necesitaremos:

INGREDIENTES:

- 100 gr de mantequilla
- 100 gr de azúcar común
- 15 gr de azúcar de sabor (opcional)
- 3 cucharadas de café de canela molida (opcional)
- 300 gr de harina
- 1 huevo tamaño normal (M)
- 1 cucharada de levadura en polvo

UTENSILIOS:


- Boles de diferentes tamaños
- Varilla
- Rodillo
- Cortador de galletas
- Papel de horno

¡Empezamos!

1 Hay que tener en cuenta que la mantequilla debe estar a temperatura ambiente. No se mezclará bien si está recién sacada de la nevera. Yo la saqué por la mañana, puse los 100 gr en un bol e hice las galletas por la tarde, tiempo suficiente para que la mantequilla quede totalmente a temperatura ambiente y con una textura suave.


¡Ojo! no vale meterla en el microondas, no queda igual y es posible que haya partes que se queden líquidas.

Si lo haces, que sean 30 segundos y en modo descongelación, así evitarás que quede líquida.

2 En el bol donde tenemos la mantequilla, añadiremos el azúcar y mezclaremos bien hasta que quede una masa uniforme.



¡Truco! Yo aquí no usé la varilla sino un tenedor, me resultó más fácil ya que así no se quedaba la mantequilla dentro de la varilla.

3 El azúcar de sabor, la compré en la tienda Casa. Os dejo fotito, aunque no lo usé para esta receta. En vez de azúcar de sabor, también podéis ponerle canela y quedarán igual de deliciosas. Es válido cualquier aromatizante, al gusto.

4 Al igual que con la Tarta tres chocolates, esta vez también usé margarina, es lo que tenía en casa.


5 Una vez ya tengamos la masa uniforme, añadimos los huevos y la canela y empezamos a batir, esta vez sí con la varilla.

6 Añadir la levadura.

7 Ahora que ya está todo uniforme, empezamos a incorporar la harina poco a poco, evitando los grumos.


¡Truco! Para que no nos salgan grumos, es mejor que la harina la tamicemos con un colador fino, así no añadiremos pequeñas "rocas" de la bolsa.


8 Cuando hayamos incorporado toda la harina, debería quedar una masa más o menos así:


9 Ahora hay que envolver la masa en papel film transparente y a la nevera durante 30 minutos.

10 Cuando hayan pasado los 30 minutos, iremos precalentando el horno a 180ºC.

11 Sacamos la masa y vamos a empezar a extenderla, habrá que tener a mano un rodillo y la harina, para extenderla en la encimera y así evitar que se nos pegue. Ah! Y los cortadores.


12 Ahora extenderemos la masa poco a poco con el rodillo hasta que ésta tenga medio centímetro de grosor.

13 Hay unos palitos que sirven de guía para que la masa quede extendida uniformemente y del grosor deseado, pero como yo no tengo... pues lo hice a ojo.

14 El cortador que se ve en la foto lo compré en El Corte Inglés en la zona de "El rincón del chef".

¡Consejo! Hay cortadores como el mío que vienen varias formas en la misma pieza, pero no son muy prácticos ya que nos da poca movilidad a la hora de utilizar las figuras del medio. Para mi gusto, mejor los cortadores individuales.

15 Bueno, una vez logrado el grosor deseado, podemos empezar a cortar. La masa que os quede de los recortes... volver a hacer la bola y extender, nunca la tiréis, eh?

16 ¿El horno ya tiene la temperatura? Pues ha llegado el momento de poner las galletas sobre una bandeja de horno con papel de horno, también conocido como papel vegetal.


¡Truco! Antes de meterlas en el horno, espolvorear por encima con un poquito de azúcar y canela, quedarán deliciosas.

¡Consejo! Entre galleta y galleta, debemos dejar unos 2 centímetros para que fluya el calor y se hagan mejor.

17 Ahora las metemos en el horno, en el nivel del medio (mi horno tiene 5 niveles, las puse en el 3) y horneamos durante 10 minutos.


18 No debemos dejar de vigilarlas nunca ya que cada horno es diferente. Cuando los bordes empiecen a dorarse, estarán listas.

19 Cuando las saquemos, las galletas estarán blanditas, pero no os preocupéis, en cuanto se enfríen endurecerán.


20 Para que enfríen hay que dejarlas encima de una rejilla, para que no suden por la parte de abajo.

Y... ¡ya están listas! ¡Espero que las disfrutes!


¡Consejo! Consérvalas en una lata, se conservarán mejor y se mantendrán crujientes.

No te pierdas nada siguiéndome en Facebook https://www.facebook.com/lascosasdelorenaymas