lunes, 9 de febrero de 2015

Tarta tres chocolates

Cuando tenemos poco tiempo y sobre todo somos inexpertos en la cocina en general y en la repostería en particular, tendemos a buscar recetas resultonas, rápidas y sencillas con las que poder sorprender a nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo...

Pues ese es mi caso, poco tiempo y una gran inexperta en lo que a cocina se refiere. Me encanta, pero nunca veo el momento de ponerme a cocinar :S

Esta receta la saqué del blog Directo al Paladar y me resultó bastante fácil para ser la primera vez que la hago.

Este fue el resultado:




¿Os gusta? Pues vamos a ver cómo la hice:

INGREDIENTES:

Base

     - 200 gr de galletas María
     - 100 gr de mantequilla

Relleno de chocolate negro

     - 150 gr de chocolate negro para fundir
     - 200 ml de nata líquida
     - 200 ml de leche desnatada
     - 1 sobre de cuajada

Relleno de chocolate con leche

     - 150 gr de chocolate con leche
     - 200 ml de nata líquida
     - 200 ml de leche desnatada
     - 1 sobre de cuajada

Relleno de chocolate blanco

     - 150 gr de chocolate blanco para fundir
     - 200 ml de nata líquida
     - 200 ml de leche desnatada
     - 1 sobre de cuajada

UTENSILIOS

- Boles de diferentes tamaños
- Varilla
- Cazo
- Mortero o Rodillo
- Molde desmontable
- Rallador (opcional)

¡Empezamos!

La tarta consiste en cuatro capas y debe hacerse en el siguiente orden: la base de las galletas, la capa de chocolate negro, la capa de chocolate con leche y la capa de chocolate blanco.

Empezaremos preparando la base.

1 Debemos triturar el paquete de galletas. Yo utilicé un paquete completo (equivalente a los 200 gr de la receta) de las galletas María Dorada de Mercadona.

¿Cómo triturar las galletas?

Yo utilicé un bol grande un mortero y... a puñetilla, machacando bien.

También existe la opción de usar un rodillo metiendo las galletas en una bolsa. A mi esta opción no me entusiasma demasiado porque me parece más complejo de triturar, pero ¡para gustos los colores!

La otra opción es triturar con un robot de cocina, pero... eso para quienes tienen. Yo soy partidaria de comprar los menos "cacharros" posibles, mi cocina no es muy grande y... o los cacharros o la cocina, en el armario no caben los dos :P

2 Bueno, una vez que estén bien trituradas, deben quedar como polvo (sin pequeñas rocas). Cuando empecéis a triturar lo comprenderéis. Cuanto más polvo, mejor. Debería quedar algo así:


3 ¿Ya las tenemos trituradas? Pues ahora hay que añadir la mantequilla derretida.

Yo usé Margarina con sal de Hacendado porque es la que tenía en casa.

Para derretir la mantequilla, usamos un bol pequeño, metemos los 100 gramos y... 30 segundos al microondas en modo descongelación y listo.

4 Incorporamos la mantequilla derretida a las galletas y mezclamos muy bien hasta que quede una especie de pasta.

5 Metemos la masa de galletas en el molde desmontable y aplastamos la masa de galletas con una cuchara de manera que quede igualado por todas partes. Con una cuchara es muy sencillo, ya veréis.

Debe quedar algo así:


6 ¿Ya tenéis la base? Guardadlo en la nevera. Vamos a empezar con los chocolates. Será necesario que tengáis a mano los siguientes ingredientes:

- Nata
- Leche
- Chocolate
- Cuajada

 Os digo los que he usado:


Primera capa: Chocolate negro

7 En un cazo, ponemos los 200 ml de nata, 100 ml de leche (luego añadiremos el resto) y calentamos.

Mi vitrocerámica tiene 6 puntos de calor, pues yo lo puse al 2. Cuando esté calentita... añadimos el sobre de cuajada.

¡Cuidado! A partir de aquí no dejes de remover, se puede pegar y quemar el fondo.

Bueno, remueve bien con la varilla y evita todos los grumos posibles.

8 Cuando ya esté mezclado empieza a añadir el chocolate negro en pequeños cachitos y poco a poco para que derrita bien.

9 Cuando el chocolate esté completamente integrado con la leche y la nata, añadimos los 100 ml de leche restante.

10 Sigue batiendo, no dejes de remover, recuerda que se puede pegar.

11 Ahora sube el fuego (yo lo subí al 5). Tienes que llevarlo a ebullición para que la cuajada haga su función y quede sólida la crema.


12 Retíralo del fuego y apágalo. Vamos a ponerlo en el molde.

Truco: Yo no conseguí quitarle todos los grumitos a la cuajada, me quedaron muy poquitos, pero para evitar que los que se coman la tarta se los encuentren en su porción, lo que hice fue usar un colador fino, de esta manera, evité echar esos grumitos tan molestos.


Espera a que deje de echar humo y... mételo en la nevera.

13 Aprovecha mientras se enfría y cuaja bien para fregar y recoger lo que vayas ensuciando, así optimizamos el tiempo.

14 ¿Ya está todo recogidito y fregado? Abre la nevera, toca despacito la superficie, ya está sólido, ¿verdad?

15 Pues empezamos el mismo proceso con el chocolate con leche. Son exactamente los mismos pasos.


16 ¿Ya has fregado otra vez? Recuerda que debe quedar bien limpio el cazo porque sino se puede manchar el chocolate blanco y eso no mola.

17 Venga, ahora el mismo proceso otra vez, pero con el chocolate blanco. Ya es el último paso:


18 En mi caso, como me sobró chocolate, rallé los cuadraditos de cada color y lo usé para decorar, pero... aquí interviene vuestra imaginación. Pueden ser unas sencillas bolitas de chocolate maltesers, la ralladura de los chocolates como hice yo, barquillos de chocolate... lo que más os guste.


Y... tachán... Este es el resultado:


No te pierdas nada siguiéndome en Facebook https://www.facebook.com/lascosasdelorenaymas