lunes, 16 de marzo de 2015

Tortitas

Hace unos días que no publico nada, pero ¡ya he vuelto cargadita de ideas!

Hoy he salido de trabajar con ganas de preparar una rica merienda (algo que se ha convertido en un postre genial en la cena dado que se me ha hecho tarde, pero eso es otro cantar).

Bien, pues... lo que empezó siendo una receta de crêpes... se ha convertido en tortitas dado que, como era la primera vez que los hacía... pues me han salido muuuuuuuuy gordos y, ahora son tortitas igual de ricas :D

Este ha sido el resultado:


Veamos lo que necesitamos:

Ingredientes

- 150 gr de harina
- 250 ml de leche
- 25 gr de mantequilla
- 2 huevos grandes
- 1 pizca de sal
- 1 cucharada de azúcar

¡Empezamos!

Hay que preparar una mezcla con harina, huevos y leche casi líquida y se cocina en una sartén antiadherente (hay algunas especialmente destinadas a preparar crêpes, pero yo usé una sartén pequeña de piedra).

Si son dulces podemos aromatizar la masa, por ejemplo, con vainilla y si son saladas, se puede añadir a la mezcla especias o hierbas.

1 Empezamos poniendo en un bol la harina tamizada y, dejando un hueco en el medio, añadimos los huevos y la mantequilla derretida.


2 Ahora empieza a batir con una varilla o con una batidora (también vale un robot de esos que mezclan, pero en mi minúscula cocina no caben tantos cacharros :P)

3 Cuando ya lo tengas mezclado, añade la pizca de sal y el azúcar y, poco a poco, incorpora la leche. No dejes de batir hasta conseguir una mezcla uniforme.

Consejo: Yo no conseguí esa masa uniforme que se pide y lo que hice fue pasar la masa del bol donde estaba mezclando a otro, pero pasándolo por un colador para quitar todos los grumos.

Mientras se colaba, con la varilla fui batiéndola dentro del colador para que se quitaran todos y... conseguido!!


4 Bien, ya está todo mezclado y sin grumos, ahora la masa debe reposar, por lo menos 30 minutos. Si vas a dejarlo más tiempo, deberás guardarla en la nevera. En el mismo bol o en una jarrita... habrá que taparlo.


5 Una vez pasado el tiempo de reposo, empieza la acción.

6 Pon una sartén al fuego máximo con un poquito de mantequilla y, cuando esté caliente, echa un poco de masa. No mucha porque esta primera tortita será desechada debido a que sale muy grasienta como veis en la siguiente imagen.


7 Cuando hayáis desechado esa primera tortita, ya podemos empezar a hacer las definitivas.

8 Echa un poco de masa y deja que se haga, cuando los bordes estén doraditos, es la hora de darle la vuelta.

Yo hoy me sentía inspirada y para darle la vuelta me la jugué lanzándolas al aire, me salió bien, pero... el mundo nunca lo verá, no creí que me saliera y no tenía la cámara preparada XD.

Sino queréis jugárosla, podéis usar una espátula, una lengua de silicona o cualquier cacharro que tengáis a mano y sea plano. Hombre, también están esas cosas especiales para crêpes, pero yo no tengo.


9 Bueno, cuando echéis la masa en la sartén debería ser algo así:


10 Y cuando le déis la vuelta, así:


11 Pues ya está, ahora toca repetir hasta que se os acabe la masa. A mi me salieron unas 5 tortitas.


12 Ya están listas para ser comidas, yo probaré echándoles sirope de chocolate y fresa, pero... son perfectas con cualquier cosa: fruta, miel, siropes, helado... dejad volar la imaginación.


Espero que os haya gustado.

Mucha suerte y ya sabéis, hay que perder el miedo a la cocina, sino lo intentas, nunca lo conseguirás.

Yo prometo que otro día intentaré hacer crêpes y espero que me salgan!

No te pierdas nada siguiéndome en Facebook https://www.facebook.com/lascosasdelorenaymas